Riposare un cazz…

febrero 17, 2010

Quando arriba mezzanotte arriba anche l’ora degli “X-Files”. Compaiono le streghe, le sombre si danno una mossa oppure due, soffia un vento strano che sembra parlarci non so cosa di un avviso… beh, il caso è che da me condividiamo un muro con una unica vecina. Una sola persona che però è diventata una pazza sgradevole che ha una vera ossessione; le piace mettere musica ad alta voce sempre tutt’intorno a mezzanotte. Ma che non sai che mi alzo presto alla mattina? Non te ne può fregar di meno hein! Una musica bellissima tra l’altro ma cavolo guarda l’ora pezzo di stronza!!!

Ecco perchè mi sono alzato e ho scritto queste linie. Il concerto dura dei 20 minuti circa e si sentono dei rumori strani, come colpi, mobili che si spostano che ne so, un casino. La prima volta che successe io agii con educazione e molto cortesemente bussai il muro. Pessima idea, il compagno della tipa diventò una belva ed iniziò a colpire violentamente il muro!. A milano non è possibile contare sui vigili urbani sotto nessuna evidenza, so di cosa parlo, ne sono certo. Addiritura le particulari condizioni in cui mi trovo non mi permettevano reagire in modo analogo. Quindi bataglia persa ed imposizione affidata.

Oramai, 2 opure 3 volte la settimana, loro (perchè sospetto siano in due), si mettono comodi pronti a relassarsi e si permettono di perdere la testa con una loro passione che non mi riguarda ma che mi è estata imposta. Beh, non dovrebbe risultare così strano, comunque questo è il paese degli invadenti e del menefreghismo. Un altro giorno parlerò di queste belle materie di cui Milano va strapiena. 

P.S.: A dire il vero questa entrata fu scritta un po’ di tempo fa. Ormai ho trovato la soluzione a questo problema. Volete saperlo? eheheheh..  utilitzo tapi per le orecchie 😉  eh! mi racomando!
Anuncios

La guarderia de la por

febrero 17, 2010

 

Després de veure a El Periódico la notícia d’uns presumptes maltractaments a nens en una guarderia, m’ha vingut a la memòria una pròpia experiència a una d’aquelles primeres guarderies dels anys setanta. Els meus pares van tenir el seny de procurar-me un lloc on poder socialitzar-me amb altres nens de la meva edat, al voltant dels 4 o 5 anys.

En aquell temps i en aquell prefabricat barri de la perifèria, fet a corre-cuita per allotjar els excedents de la inmigració interna, ni hi havien esplais ni res semblant al que podem trobar avui dia. Així que un fred dilluns entrava en aquell malson de Lager. La meva mare no s’explicava com a l’anada estava molt encuriosit i content de provar un nou ambient amb nous amics i a la sortida, nyec, sortia plorant. Li vaig dir que la “señorita” em pegava però, sia perquè no em cregué, sia perquè la “señorita” li digué que era normal que tots els nens ploren quan són separats de llurs mares, el cas és que em van continuar portant allà durant tota la setmana. I tota la setmana tornava a casa plorant i amb signes clar del que avui dia s’entendria com “angoixa” per tornar-hi.

L’infern consistia en maltractaments físics com bofetades, estrabades, permetre als més grans aprofitar-se dels petits, càstigs estupids com no deixar-nos anar al bany per fer pipí o l’habitual de deixar-nos sols en un racó cara a la paret per… hores. Tot molt didàctic i socializant, sí senyor.

Finalment arribà el divendres i a la porta de la guarderia ens esperava la “señorita“. La meva mare, amb la mosca a l’orella a aquell punt, se’n va acomiadar i va girar per anar-se’n quan en un acte providencial, va girar el cap un segon i va veure com la “seño” m’agafava amb força pel clatell i m’enpenyé cap a dins. Ma mare incrèdula, no va reaccionar inmediatament perquè “no podia ser”, però ho va passar malament tot el matí fins a l’hora de la sortida, segons me’n vaig assabentar mooolts anys després. Al moment de recollir-me, allà hi era jo tot ploraner i amb cara d’haver patit ves a saber què. Ma mare em va agafar de la mà i mai més m’em va portar a aquell lloc fastigós.

Vés per on, la història es repeteix avui dia a pesar dels avanços socials i tècnics. Fallen els controls i a l’hora de la veritat no sabem amb qui deixem els nostres fills. Sembla que hi ha coses que costen massa de canviar.

Llunyana infància.

INTEGRISMOS

febrero 17, 2010

 Oh putain!

Cada vez se escuchan más voces que califican al ateismo como algo agresivo o intolerante como si eso fuera algo malo. Parece que la(s) religión(es) puede atacar a otros pero no tolera ser atacada, como si un ladrón callejero llamara a la policia cuando sus víctimas se defienden. El ateismo en realidad se defiende de la agresividad de la religión-política. Ser ateo actualmente ya no es renunciar a algo sinó defenderse y sobre todo defender la libertad de expresión que por supuesto es sagrada, mucho más sagrada que cualquier Dios, profeta o escritura habida o por haber.

Se aduce que los ateos son tan intolerantes como la gente a la que critican. Menos mal, porque ¡alguien tiene que serlo!. Sobre algunas cosas son realmente intolerables, veamos:

– Misoginia y sexismo; absolutamente intolerante

– Racismo, antisemitismo; por supuesto muy intolerante

– Homofobia tal vez; para nada

– Crueldad con los animales; tolerancia cero!

– … sigo?

… No son ni la mitad de cosas con las que son intolerantes, Cuántos problemas, eh!

Pues aún son más intolerantes si encima se usa la religión como excusa de alguno de ellos. Uno se vuelve descaradamente hostil, y sin disculparse porque no hay por qué hacerlo.

Se dice a menudo que hay que respetar los sentimientos de las personas. Bueno, y ¿qué hay de los sentimientos de un ateo? ¿Qué hay de lo que experimento cuando veo la religión ha contaminado el mundo en el que tengo que vivir? Sobre todo cuando veo que ese Dios ha sido diseñado expresamente para envenenar nuestra experiencia en la tierra no para mejorarla. Para mantenernos temerosos, suprimir el conocimiento, restringir la libertad, la creatividad y para celebrar la muerte. No es otra cosa que la estupidización santificada de la raza humana. Exigir que se respete la religión, es un insulto que merece ser devuelto con considerables intereses.

La religión no merece ser respetada porque:

a) No brinda ningún respeto a otros.

b) No presenta ninguna evidencia.

La evidencia de hecho es rechazada porque elimina la necesidad de tener Fe.  La Fe es una de las tres falsas virtudes. Las otras dos son la devoción y la moralidad. Confluyen todas en contaminar cuanto tocan con una gruesa capa de ignorancia piadosa. Sólo que no la llaman ignorancia, la llaman Fe. Esta palabra; Fe, rezuma una aurea falsa de puerza y virtud, mientras da apoyo a ideas de lo más horrible; cierran los corazones de la gente cuando deberían abrirlos, hace sentir orgullo de cosas que deberían avergonzarnos, y nos avergüenza de cosas de las que tendríamos que estar orgullosos.

Cuando se observa el barbarismo violento del integrismo islámico, vemos que ninguna acción noble es demasiado depravada para una mente que se permite cualquier licencia que da la Fe. Si uno toma al pie de la letra a ese Dios y lo que supuestamente dice su libro, uno puede ser un total monstruo maligno, sin corazón y además sentirse bien por ello. También en occidente nada es tan deshonroso que la Fe no pueda desinfectarlo; la aprobación de la ley que quitaba los derechos civiles a los homosexuales en California el mismo día que se elegía el primer presidente negro en Estados Unidos. Las expulsiones de judíos y moriscos en la insustancial España de los Reyes Católicos, las repetidas fatuas de ciertos imanes condenando a muerte a quien se atreva a criticar un verso del Corán; Salman Rushdi o el ataque a embajadas occidentales en países árabes después de publicarse unos dibujos de Mahoma en un periódico danés…

Fue la Fe quien convirtió en fieles abnegados y virtuosos a todos los ejecutores de las atrocidades mencionadas. Espantoso pero hay más. Debido a una falsa virtud en el uso de la libertad de acción que se otorga a la Fe, la radicalización religiosa-política está fuera de control. Incluso se pretende emanar leyes en paises supuestamente laicos contra la blasfemia, para proteger a la gente de escuchar algo que agite sus mentalidades de la Edad Media. El concepto mismo de blasfemia es la ilustración perfecta de la cobarde inmadurez de la mentalidad religiosa y del vacío de la religión misma. Si la religión contuviera alguna verdad, se la podría insultar, ridiculizar, y hasta profanar sin disminuirla en modo alguno. Su verdad brillaría sin alterarse reduciendo a sus atacantes al silencio. Pero las cosas no son así. La religión es irritable, intolerante, hiperdefensiva, precisamente porque es frágil y resquebradiza, no tiene solidez, es todo fachada-liturgia y ninguna sustancia, tuvo siglos para probar su doctrina y todo lo que produjo fueron sofismas, violencia, y una moral hipócrita y vergonzosa. La única verdad de la religión es que es mentira. Su pretensión de un conocimiento superior es de echarse a reir, ni siquiera tiene un conocimiento “inferior”, ni una sola de sus afirmaciones absurdas sobre la realidad se sostendrían en un juzgado.

Esto es lo que piensa un ateo. Y quién no lo comparta quién no esté de acuerdo con esto, ya sabe lo que puede hacer con su opinión. Y si no lo sabe no hay ningún problema en decirselo:

Paz.

Piove

febrero 11, 2010

Ciao!

Piove a Milano. La città più evoluta e moderna dell’Italia si è svegliata stamani tuffata in mezzo una piscina di fango ed sporcizia. All’inquinamento abituale si aggiunge ora il disagio stradale, boh,  che bella Italia!  Seccome le vie pubbliche sono fatte storte, l’acqua della pioggia non riesce a filtrasi nelle fogne (piuttosto scase), e quindi vengono fuori mille piccoli laghi e qualche mare direi, che con il passare delle macchine oferiscono delle belle opportunità di essere bagnati, noi semplici pedoni intendo.

Il traffico in Italia è roba da matti. Un’altro giorno vi spiegherò le abitudine più caracteristiche della guida qui. Un’altro fattore di cui rimango sempre più stupito è quello riguardante all’ombrelli. Le persone non hanno mai imparato a camminare con altri sostenendo un ombrello in mano. Piccoli scontri, inciampate, scivolate e in genere una pesante sensazione di fastidio. Veramente, a Milano non c’è l’abitudine di prendre distanze ed adeguarsi alle circonstanze in modo tale di permettere una minima agillità. Non dirò niente dei cellulari ehehhe, ci sarà del tempo.

Oggi volevo soltanto rimbalzare quanto è difficile muoversi in città i giorni di pioggia.

Hace mucho tiempo… en una galaxia muy muy lejana…

febrero 10, 2010

… no ha mucho tiempo que vivía y… aún vive un tipo particular como casi todos, merecedor de un capítulo entero de “Lost” y por lo demás amable y gentil hasta que le rompen las pe… En esas estaba yo necesitado de escrituras a modo de virtual espejo o espejismo, que para lo que lo deseo, me vale lo mismo.  Habilidades las justas. En fase de aprendizaje permanente a ver si conseguimos relegar la parte emocional a un discreto rincón dorado, en el que solo las fiestas de guardar lo enalte con mi visita. Y sí, ya toca; abramos la caja de Pandora y dejemos salir de todo, incluyendo eso sí, una neurona biónica (una al menos), que de razocinios y sugerencias me basto yo solito.

“Alea jacta est”.